The Last Jedi: el cómic de Captain Phasma

El libro Phasma, escrito por Delilah Dawson que comenté previamente acá es sólo la mitad del intento de Lucasfilm de hacer de Phasma un personaje interesante y así subsanar uno de los más notorios problemas de The Force Awakens. La otra mitad de esta iniciativa se encuentra en el cómic de cuatro números Captain Phasma, escrito por Kelly Thompson (quien actualmente escribe la excelente Hawkeye) y dibujado por el veterano Marco Checchetto.

Captain Phasma se desarrolla casi inmediatamente después de la última escena del personaje en The Force Awakens (cuando es lanzada por un ducto de basura por Finn y Han, luego de ayudarlos a desactivar los escudos de Starkiller Base) y se enfoca en la misión de Phasma de eliminar al único testigo de su colaboración involuntaria con la Resistencia, y así eliminar todo rastro de su rol en la destrucción de Starkiller Base, y no dejar dudas acerca de su lealtad a la First Order. Es así que Phasma, acompañada por una piloto de la First Order y una unidad BB, viaja a un inhóspito planeta en cacería del testigo (a quien Phasma acusa de ser quien colaboró con la Resistencia).

En contraste con la novela que relataba el origen del personaje, los cómics hacen un trabajo mucho más eficiente al mostrarnos la personalidad de Phasma; aquello que tomó trescientas páginas en la novela y que iba acompañado de “hype” sin mucho sustento (como finalmente ocurrió con el personaje en The Force Awakens) es desarrollado de manera más efectiva y concisa en estos cuatro números, ayudado en gran parte por el arte de Checchetto y la inteligente decisión de Thompson de acompañar a Phasma con un personaje que sirve como punto de vista, sin distraer de Phasma (como ocurrió con los personajes secundarios de la novela).

Sin embargo, a pesar de que el cómic supera en mucho a la novela, también sirve como un buen complemento a ella; las acciones de Phasma, tales como manipular a sus compañeros o a los nativos de la zona, o su voluntad de sobrevivir sin importar el costo, son mucho más entendibles conociendo el origen del personaje. Lo inhóspito del planeta, el rol de la compañera de Phasma, e incluso un breve flashback al grupo original de Phasma, sirven para que la iniciativa de darle más personalidad al personaje se sienta mucho más completa; no es un accidente que una historia sea sobre el origen del personaje y la otra una historia presente; ambas se complementan y aunque es evidente que una es superior a la otra, la intención de Lucasfilm es clara y hace mejor la experiencia del lector.

Luego de leer ambas partes de este proyecto de rehabilitación de Phasma me queda mucho más clara la personalidad del personaje y lo desagradable que es, lo cual en este caso es una virtud. En contraste con el completo vacío que teníamos en The Force Awakens, tanto el libro como el cómic contribuyen en mostrarnos a Phasma como una variante mucho más cruel y violenta del personaje que hace todo por sobrevivir, sin importar a cuántas personas tenga que sacrificar en el camino. Aunque Phasma aún está lejos de ser un gran personaje de esta saga, espero que el énfasis en este aspecto de su personalidad sea bien utilizado en The Last Jedi y que ella tenga un rol que amerite la iniciativa de darle más personalidad.