Reseña: Glow 1 x 02 ‘La destroza hogares’

Ruth llega emocionada al ring y ve al resto de chicas. Su sonrisa tiene todos de angustia y preocupación. Parece que entiende que esta es su mejor opción. Ser parte de GLOW. Sam Sylvia llega a monitorear el entrenamiento y el grupo conversa sobre la riña entre Ruth y Debbie. Una de las chicas reconoce a Debbie de telenovelas y Sam decide que debe marcharse. Va a los vestidores y comienza a rebuscar las cosas de cada una de las participantes del proyecto y llega Cherry, la doble de acción, a confrontarlo. Aquí descubrimos que tienen una historia pasada que involucra relaciones sexuales y un aborto. Toda su conversación es escuchada por Melrose. Sam deja a Cherry a cargo del entrenamiento porque despidió al luchador que apareció en el primer capítulo y se va con una página que robó de la agenda de Ruth.

El grupo comienza a entrenar llaves a la cabeza con ayuda de una de las chicas que es hija de un ex luchador. De pronto estamos en la casa de Debbie, ella le da de lactar a su hijo mientras ve una telenovela. Sam se aparece en la puerta e intenta convencer a Debbie de unirse a GLOW. Mientras tanto en el ring Cherry le deja claro a Melrose que no está para bromas y la deja inconsciente con una movida al cuello. De vuelta a la casa de Debbie vemos que Sam leyó muy bien el pasado de la actriz y le habla de experiencias con su ex esposa, y de ser la estrella del programa porque parece Grace Kelly con esteroides, o una diosa griega de la ira.

Melrose está resentida porque Cherry le aplicó una llave de verdad. Intenta poner a las chicas en contra de la instructora. Ruth defiende la idea de que una mujer sea la encargada de entrenarlas y sacar lo mejor de cada una de ellas porque rompe el estereotipo del hombre que dirige siempre en Hollywood para sacar algún provecho. Melrose le tiende una trampa a Cherry y usa ketchup para simular un aborto. Sam llega con Debbie y se confunde con su apellido. Ella hace un alboroto y le reclama a Sam por la presencia de Ruth. Al final la convence de quedarse y ver el sketch que presentará Melrose con el ketchup.

Sam busca una antagonista para Melrose y elige a Ruth. La destroza hogares la llaman, capaz de acabar con toda forma de vida por su egoísmo. Todos los adjetivos que usa Sam para describir al personaje de Ruth le afectan. En las gradas vemos a Debbie mirar con curiosidad lo que intenta hacer el director. Al final Ruth aplica la patada y Melrose finge el aborto para luego ser bañada en ketchup, junto a Ruth, por Sam. Tanto Cherry como Ruth se van molestas y afectadas por lo ocurrido.

Cherry llega al auto de su esposo y no quiere hablar de la sesión de entrenamiento. Sam le promete que le pagará el doble por ser actriz y entrenadora. Ella dice que lo pensará. Sam se alista para llevar a Debbie a su casa. Ruth le pregunta a su ex mejor amiga si se va a quedar y ella dice que es imposible descartar un rol principal. Ruth le pregunta a Sam si la va a despedir y le dice que no, que se deje de hacer dramas. Le dice que tiene que conseguir un nivel de actuación en el que lo que le diga la gente, la rabia y el odio que le transmitan, le importe literalmente un carajo para que sea una villada. Ella dice que no quiere que la gente la odie. Sam le promete que el diablo siempre se lleva las mejores líneas. En su mente, el director quiere que ambas sean antagonistas en GLOW. Suena la campana y vamos por el capítulo tres.