Representación femenina en Star Wars: Ahsoka Tano

Es el personaje femenino con formación jedi más importante para el universo de Star Wars después de Rey. Nació en el planeta Shili en el 37BBY, es de origen Tagruta. Ahsoka Tano cumple un rol que explica la transición entre la lucha del ejército de la República Galáctica y la lucha de la Alianza Rebelde. Además, luego de Obi Wan es una de las figuras más importantes para Anakin Skywalker.

via GIPHY

Se integró al universo de Star Wars en la serie animada Clone Wars como la padawan del caballero jedi, Anakin Skywalker. Ambos tuvieron una relación muy cercana. Ella tenía muchas características de la personalidad de Anakin: era imprudente y se dejaba llevar por sus sentimientos. Confiaban mucho uno en el otro y más de una vez expusieron sus vidas y llevaron al límite a la orden jedi por salvarse mutuamente.

via GIPHY

Ahsoka creció como personaje gracias a sus errores. No es la personificación de la perfección, pero tal vez sea sentimiento encarnado. Muchas de las decisiones que tomó a lo largo de su vida como padawan y como comandante del ejército de la la república galáctica tuvieron como motivación hacer el bien y demostrar que estaba a la altura de su condición de miembro de la orden jedi. Clone Wars nos presenta la juventud de Ahsoka y cómo evolucionó su personalidad durante el tiempo que perteneció a la orden jedi. Sin embargo no estuvo ajena de tener errores.

En “Storm over Ryloth” ella cayó en una trampa y terminó perdiendo a toda su flota, lo cual hizo que perdiera la confianza en sí misma y en su capacidad de discernimiento y liderazgo para tomar decisiones adecuadas. Nuevamente es gracias a Anakin que ella logra superar sus miedos. Aunque, creo que mi capítulo favorito de Ahsoka es en el que ella llega a la Academia Real de Gobierno de Mandalore. En este capítulo ella tiene muy poca presencia, pero lo que me agrada es la convicción con la que enseña a futuros líderes acerca de la corrupción y el sentido de resguardar la honestidad de los líderes. Vemos una Ahsoka que de manera indirecta comienza a distanciarse de La República Galáctica y tiene una opinión formada acerca de la corrupción.

Hacia el final de la quinta temporada de Clone Wars encontramos a una padawan decepcionada por la falta de apoyo por parte de la orden jedi. Ella fue acusada de crímenes que no cometió y es sometida a juicio por parte de la república. Anakin llega a demostrar su inocencia y es exculpada tanto por parte de la República como por la Orden Jedi a donde es invitada de vuelta. Como sabemos, ella no aceptó porque le era difícil volver a confiar en quienes le habían dado la espalda, muy a pesar del apoyo de Anakin. Ella rechaza el ofrecimiento de los jedi y deja a su maestro. Tenemos un periodo de silencio de la vida de Ahsoka. No sabemos nada de ella hasta su aparición como Fulcrum en Star Wars Rebels.

via GIPHY

En su aparición en dicha serie animada, encontramos a una Ahsoka prudente, espía de la Alianza Rebelde y apoyo eventual de Kannan Jarruz y su padawan, Ezra Bridger. Se vuelve una segunda mentora para Ezra, pues se identifica con sus ganas de ayudar a otros y hacer el bien. Esta etapa apoyando al escuadrón de Rebels se reencontró con Anakin, convertido en Darth Vader, y tuvo que enfrentar la culpa que la atormentaba por sentir que lo había defraudado al haberlo dejado solo.

via GIPHY

Lo que es en cierta manera injusto es que su personaje se haya construído para darle profundidad a Anakin. Mucho de lo que hace Ahsoka o las decisiones que toma de alguna manera le impactan en Anakin y la relación de maestro – padawan que ellos tienen. Ella es un personaje que sirve de medio para construir la humanidad del primer Skywalker: él se preocupa por ella, sale a su rescate más de una vez, no la reprende cuando sigue sus instintos, y hace hasta lo imposible para que la devuelvan a la vida. Aunque lo que hicieron en Clone Wars fue necesario para corregir el personaje de Anakin, también equilibraron a Ahsoka teniendo capítulos en donde ella era tenía todo el protagonismo.

via GIPHY

Finalmente, Ahsoka es un personaje dividido entre hacer el bien sin medir las consecuencias de sus actos y el respeto a las enseñanzas de los jedi. A diferencia de Anakin, ella no dejó que sus sentimientos la cegaran y llevaran al lado oscuro, sino que los usó como un compás moral. Con el paso del tiempo, ella encontró un camino que la llevó a reafirmar sus convicciones y dedicó sus esfuerzos a combatir al imperio.