Mae Young Classic Primera Ronda: lo bueno y lo malo

WWE en su esfuerzo por impulsar la lucha libre femenina y posicionarse como la casa de la ‘womens revolution’ lanzó un torneo global con participantes de 13 países para coronarse como la mejor luchadora sobre el ring. Esta competencia contó con luchadoras del territorio de desarrollo de WWE, NXT, y de empresas independientes de Estados Unidos, Reino Unido, etc. La primera ronda estuvo dividida en cuatro programas de cuatro luchas cada emisión y está disponible en línea en la red de video de la empresa. Aquí les dejaré mis comentarios sobre las cosas positivas y negativas de la primera ronda.

LO MEJOR: Abbey Laith (EE.UU.) vs Jazzy Gabert (Alemania) fue la mejor lucha de la primera ronda. A simple vista la alemana, conocida como ‘The alpha female’ tenía toda la ventaja y lo demostró desde que conectó el primer golpe. Abbey Laith sorprendió pues no se quedó atrás y devolvió cada movida a la europea y sorprendió con una movida original de Mae Young para llevarse la cuenta para sorpresa de la mesa de comentarios. Si llegan a ver esta lucha encontrarán todo lo que se busca de un buen encuentro sobre el ring: golpes bien aplicados, drama y emoción por parte de las luchadoras.

 

LO PEOR del Mae Young Classic han sido los fans. No todos, pero sobre todo esos que se dedicaron a atacar a Piper Niven por su aspecto físico en lugar de valorar su habilidad sobre el ring. Esto demuestra que el machismo está presente en el mundo de la lucha libre y que hay tipos que pueden tolerar a un tipo de gran contextura en calzoncillos pero no a una mujer de similar físico compitiendo en un ring.

LA SORPRESA: Mia Yim (Corea del Sur) vs Sarah Logan (EE.UU.) no estaba en los planes de nadie para robarse el show en primera ronda, pero logró dar una lucha digna de evento estelar. La veterana luchadora surcoreana sacó lo mejor de la novata estadounidense en otra de las luchas de primera ronda dignas de ver repetidas ocasiones. Si tan solo las otras luchas hubieran tenido algo de la intensidad de esta pelea tendríamos otro tipo de comentarios.

LO BUENO

Diversidad: 32 mujeres de 13 países pasaron por la primera ronda del Mae Young Classic. India, Japón, Escocia, República Dominicana, China, Brasil, Australia, Nueva Zelanda, Alemania y México nos demostraron que hay mujeres de todo tamaño, contextura física, color de piel y estilo de lucha en el mundo y que están dispuestas a dejarlo todo en el ring sin nada que envidiar a la lucha libre masculina.

La lucha libre femenina despega: no solo existe, sino que por fin tiene un sitio privilegiado dentro de la empresa más grande de lucha libre en el mundo. Si bien la WWE ha tenido la genial idea de publicitar su división femenina bajo el sello de ‘womens revolution’, hasta la fecha no había logrado un espacio solamente dedicado a mostrar el talento de mujeres que crecieron con el sueño de dedicarse a la lucha libre y que ahora se dedican a esta actividad como forma de vida.

Serena Deeb: durante su estadía en WWE fue parte de un grupo llamado ‘Streight Edge Society’ junto a CM Punk y nunca pudimos ver su potencial como luchadora. Esta participación en el Mae Young Classic es una reaparición interesante pues luego de su paso por la empresa más grande de lucha libre en los Estados Unidos tuvo problemas de alcoholismo. Ahora, enfocada al 100% en la lucha, es la primera vez que la vemos desplegar todo su talento en el ring y es realmente una historia de superación para el aplauso.

Kairi Sane: la luchadora japonesa demostró que está en otro nivel desde que apareció con su traje de pirata hasta que saltó desde la tercera cuerda con destreza para conectar un súper codazo para llevarse su primera lucha. Realmente nunca vi a nadie tomar tanta altura para caer de lleno con el codo contra su rival. Junto a Tessa Blanchard protagonizó una de las mejores llaves de la primera ronda.

LO MALO

Shayna Baszler: la ex luchadora de vale todo parecía un robot en cada uno de sus movimientos. Si bien lleva entrenando lucha libre un buen tiempo, se nota que está verde para el arte del entretenimiento sobre el ring. Su lucha estuvo bookeada para una victoria dominante pero no me convenció. Peor cuando vi que llegaba a fases avanzadas del torneo. Es obvio que su amistad con Ronda Rousey y la atención que genera una celebridad del vale todo en un ring de WWE pesa más que todo.

Los pareos: La falta de química entre algunas de las luchadoras en la primera ronda nos dio encuentros para el olvido y algunas de las participantes que pudo haber dado una gran lucha en segunda ronda se fueron eliminadas en la primera fase del torneo, como el caso de Tessa Blanchard, Santana Garret o Kay Lee Ray.  

Poco tiempo: algunas luchas tuvieron el tiempo en contra pues luchadoras como Candice LeRae o Toni Storm no pudieron lucir todo su arsenal en primera ronda al tener encuentros excesivamente cortos.